La Regla de las Tres "R"

February 17, 2016

La "Regla de las Tres R", conocida también como "Las Tres R de la Ecología", hace referencia al manejo de residuos para aprovechar mejor los recursos. Se refiere a las tres primeras letras de las palabras REDUCIR, REUTILIZAR, RECICLAR y al significado de cada una de ellas.

Esta iniciativa fue presentada por el Primer Ministro del Japón, Koizumi Junichiro, durante la Cumbre del G8 en junio de 2004, como una propuesta para construir una sociedad orientada hacia el reciclaje.

 

REDUCIR: Esta reducción puede realizarse a dos niveles: reducción de consumo de bienes y reducción de consumo de energía, destinada a minimizar la producción de resíduos. El objetivo sería: Reducir o eliminar la cantidad de materiales destinados a un uso único (por ejemplo, los embalajes). Adaptar los aparatos en función de sus necesidades (por ejemplo poner lavadoras y lavavajillas llenos y no a media carga). Reducir pérdidas energéticas o de recursos (de agua, desconexión de aparatos eléctricos en stand by, conducción eficiente, etc.).

 

REUTILIZAR: Consiste en volver a utilizar un objeto dándole una segúnda vida útil, bien sea reparándolos para poder darle el mimso uso o reinventándolos para darle un uso diferente. Los beneficios son múltiples: evita que bienes y materiales entren a la cadena de desperdicio; reduce la presión sobre recursos valiosos como: combustibles, bosques, agua; ayuda a preservar ecosistemas silvestres; genera menos contaminación de aire y agua que al fabricar cosas nuevas o reciclarlas; evita costos de adquisición de bienes nuevos; genera un suministro accesible de bienes que a menudo son de excelente calidad; reduce el volumen de la basura.

 

RECICLAR: La mayoría de los materiales que usamos pueden ser reciclados y usados en otras aplicaciones. El reciclaje consiste en obtener una nueva materia prima o producto, mediante un proceso fisicoquímico o mecánico, a partir de productos y materiales ya en desuso o utilizados. De esta forma, conseguimos alargar el ciclo de vida de un producto, ahorrando materiales y beneficiando al medio ambiente al generar menos residuos.El reciclaje surje no sólo para eliminar residuos, sino para hacer frente al agotamiento de los recursos naturales del planeta. Los materiales reciclables son muchos, e incluyen todo el papel y cartón, el vidrio, los metales ferrosos y no ferrosos, algunos plásticos, telas y textiles, maderas y componentes electrónicos. En otros casos no es posible llevar a cabo un reciclaje debido a la dificultad técnica o alto coste del proceso, de modo que suele reutilizarse el material o los productos para producir otros materiales y se destinan a otras finalidades, como el aprovechamiento energético.

La cadena de reciclado consta de varias etapas:

  • Recuperación o recogida: Consiste únicamente en la recolección y transporte de los residuos hacia el siguiente eslabón de la cadena. Se utilizan contenedores urbanos de recogida selectiva (contenedores amarillo, verde, azul, verde, gris y marrón)

  • Plantas de transferencia: se trata de un eslabón o voluntario que no siempre se usa. Aquí se mezclan los residuos para realizar transportes mayores a menor costo (usando contenedores más grandes o compactadores más potentes).

  • Plantas de clasificación (o separación): donde se clasifican los residuos y se separan los valorizables. Residuos que sí pueden reciclarse de los que no. La fracción que no puede reciclarse se lleva a aprovechamiento energético o a vertederos.

  • Reciclador final (o planta de valoración): donde finalmente los residuos se reciclan (papeleras, plastiqueros, etc.), se almacenan (vertederos) o se usan para producción de energía (cementeras, biogás, etc.)

     

     

     

     

     

     

     

     

     

Please reload